Los "glow sticks" son barritas luminosas que se usan desde 1968 y producen luz por medio de una reacción química. Se utilizan para fiestas como entretenimientos, y por razones prácticas: por ejemplo para señalizar calles o zonas de construcción.

"Incandescencia" es luz producida por el calor, como por ejemplo, las bombillas incandescentes. "Luminiscencia" es la luz generada en las temperaturas frías, y es la que caracteriza a las Pulseras Luminosas, Barritas Luminosas o Glow Sticks.

Brillar en la oscuridad

Las barritas luminosas brillan en la oscuridad y emiten pequeños fotones de luz. La reacción química dentro de éstos "glow sticks" los ubica como objetos fosforescentes que brillan a causa de una liberación constante de fotones.

 

Historia de los "glow sticks"

En 1968, Edwin Chandross, un químico de los laboratorios Bell, trató de crear una alternativa a las linternas, bengalas y luces del techo que eran utilizados los mineros, los buzos y los trabajadores de la construcción. Diseñó básicamente la estructura del "glow stick": una ampolla situada dentro de un tubo de plástico. A partir de sus ideas iniciales produjo algunos prototipos y luego una serie de científicos trataron de perfeccionar su diseño. Finalmente, Richard Taylor Van Zandt solicitó y recibió una patente por lo que llamó el "Dispositivo de luz química", que se asemeja a los glow sticks modernos.

 

Cómo funcionan los "glow sticks"

Los "glow sticks" comienzan a brillar al doblar o presionar el plástico exterior. Esto hace que la ampolla de vidrio del interior se rompa. Al hacerlo, libera las sustancias químicas que se mezclan con el colorante que se encuentra fuera de la ampolla. La reacción química resultante de ésta mezcla se llama quimioluminiscencia. Una vez que comienza la reacción, no hay manera de revertirla. Pero se puede disminuir la reacción al poner las barritas en el congelador, logrando retrasar la luminiscencia.

 

Componentes de un "glow stick"

Existen 4 partes principales: la vaina exterior de plástico, una capa de líquido, una ampolla de vidrio y líquido alrededor de la ampolla. Cuando sostienes un "glow stick", sólo tocas la vaina de plástico. El líquido dentro de ella es un colorante y puedes ver que se mueven arriba y abajo al inclinar el palo. 

¿Son tóxicas las barritas luminosas o  "glow stick"?

Las barritas luminosas o Barritas de Cyalume no son tóxicas y funcionan por medio de una reacción química similar a la de las luciérnagas. Las barritas luminosas contienen productos químicos que crean una luz brillante y segura.

No producen calor, chispas o llamas y son seguras para usar cerca de líquidos y gases inflamables o alrededor de fugas de combustible. Además, son versátiles, resistentes al agua y funcionan bien en temperaturas altas o bajas.

Las barras luminosas o Barras de Cyalume cumplen con los estándares militares de Estados Unidos y son ampliamente utilizadas por la OTAN y FEMA, así como las fuerzas militares de Estados Unidos, los Boy Scouts, la Cruz Roja y otras organizaciones y organismos. Se recomiendan para salvamento marítimo, para los campistas, excursionistas y espeleólogos. También suponen un buen complemento para cualquier equipo de emergencia.

Calor

Debido a la reacción química que provoca que la barrita luminosa emita luz, algunas personas piensan que las barras luminosas desprenden calor. Sin embargo, esto no es correcto, pues no emiten ningun tipo de calor. No hay riesgo de que las barras luminosas puedan quemar a alguien o provocar un incendio. Por lo tanto, es seguro desechar las barras en bolsas de basura o recipientes de reciclaje apropiados después de su uso.



carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Desglose IVA
0,00 € Total

Precios con IVA INCLUIDO

carrito Confirmar

Reina de copas. Pulseras luminosas con calidad certificada

¿Necesita Ayuda?

Si necesita ayuda para realizar su pedido, no dude en escribirnos a pedidos@reinadecopas.com o llamarnos al 634 550 018

Teléfono:634 55 00 18

De lunes a viernes, de 10-14 h y de 16-20 h

Newsletter

PayPal